Esencia

Esencia

Amma Chocolate tiene un compromiso con el medio ambiente.
Sigue leyendo para saber más sobre nuestros valores y procesos de cultivo y fabricación del chocolate.

MISIÓN

La misión de AMMA CHOCOLATE es hacer chocolate, cuidando de las personas y del medio ambiente donde ellas viven. Preservar y reforestar la Mata Atlántica del Sur de Bahia, promoviendo y recuperando socioeconómicamente la región mediante el cultivo del cacao a partir de la elaboración de un chocolate saludable, sabroso y de altísima calidad que conquista los paladares del mundo entero.

LA FUERZA Y EL SABOR DE LAS SELVAS BRASILEÑAS

En la Mata Atlántica, la más alta biodiversidad por m² del planeta, a la sombra de estos fabulosos árboles, ocupando 6 millones de km, 600 millones de hectáreas del territorio nacional, plantamos el cacao, fruto sagrado y regalo de los dioses. De este fruto hacemos nuestro chocolate, que contiene y trae al paladar, todos los sabores y matices de nuestras selvas vivas, memoria del tiempo en el ADN de la vida. Nuestro chocolate está elaborado orgánicamente con los frutos de árboles plantados a la sombra de esta selva sagrada en el sur de Bahía y el sabor del cacao se mantiene en todas las etapas del proceso: en la selva, en los árboles del cacao y en las granjas productoras, dando origen a un chocolate único en cada cosecha.

HISTORIA

foto_luiza

La composición genética de AMMA CHOCOLATE es un encuentro apasionado de personas que aman lo que hacen y quieren cambiar el mundo haciendo lo que aman, buscando el retorno artesanal y artístico del auténtico chocolate.

En 2002, Luiza y Diego Badaró vuelven a las granjas de la familia Badaró – familia tradicional plantadora de cacao en el Sur de Bahía – para promover el cultivo orgánico del cacao en esas tierras y así garantizar y preservar la selva y el sustento de las familias rurales trabajadoras de la región. En 2005, Diego lleva las habas de cacao orgánico (muy bien fermentadas) al “Salon du Chocolat” de París y las presenta directamente a los chocolateros europeos. François Pralus, “chocolatier” de la familia tradicional de Roanne, inmediatamente se interesa por la calidad de las habas y 2 meses después, llega a Bahía para conocer las granjas y estrechar la amistad con Luiza y Diego.

Pralus pasa a utilizar el cacao de la Granja de Monte Alegre.

A partir de esa fecha, los fundadores de la futura AMMA CHOCOLATE, desarrollan su primer chocolate con las habas de sus granjas en la fábrica de Pralus en Roanne y participan cada año de los Salones de Chocolate de París y Nueva York.

 

essencia2-pagina

En 2007, Frederick Schilling, fundador de Dagoba Organic Chocolat, EUA, recibe una caja de muestras con las habas de cacao que le envía Diego. Como eran espléndidos y de muy alta calidad, Frederick respondió inmediatamente a Diego. Un mes después, Frederick vino a Bahía. Luiza y Diego habían diseñado un proyecto de un chocolate que estuviese hecho desde el cultivo hasta la tableta y enviaron una invitación a Frederick para que se reuniese con ellos y así empezó lo que ahora es AMMA CHOCOLATE, uno de los mayores fabricantes de chocolate artesanal de Brasil.

Nos sumergimos en los orígenes de la sabiduría ancestral y nos concentramos en hacer el mejor chocolate del mundo. Un chocolate que se caracteriza por el despertar de los gustos y sabores especiales, lo que nos permite sentir en el cuerpo y el alma, las delicias de un alimento de los dioses, y de todos los santos... Cada chocolate orgánico que producimos es un ritual de pasaje. Nuestra filosofía es intercambiar placeres con la naturaleza. Cuando alguien experimenta un chocolate AMMA, el planeta también se beneficia y con ello, todos lo agradecemos.

Encuentra AMMA cerca de ti

AMMA en España